Mejor Llave dinamometrica Kunzer

¿Piensas en conseguir la mejor Llave dinamometrica Kunzer para prensar tornillos de manera cómoda al mejor costo? Web de ventas en línea.

¿Cuál es la mejore Llave dinamometrica Kunzer?

Mejor Opción

Kunzer 7VR34 - Llave dinamométrica (3/4

  • 24 dientes
Mejor Calidad Precio

Kunzer 7dmk14 dinamométrica carraca 1/4

  • 'Torsión Ratchet con accionamiento 1/4 y pantalla digital
  • Longitud 200 mm
  • Rango de torsión: 6 – 30 Nm

Kunzer 7SS150-KN38 - Llave dinamométrica

  • Ejecución acodado

Kunzer 7DMS01 - Llave dinamométrica (1/2

  • Ajustable 28-210 Nm, longitud: 460 mm

Kunzer 7VR34 - Llave dinamométrica (3/4

Kunzer 7VR34 - Llave dinamométrica (3/4

Kunzer 7dmk14 dinamométrica carraca 1/4

Kunzer 7dmk14 dinamométrica carraca 1/4

Kunzer 7SS150-KN38 - Llave dinamométrica

Kunzer 7SS150-KN38 - Llave dinamométrica

Kunzer 7DMS01 - Llave dinamométrica (1/2

Kunzer 7DMS01 - Llave dinamométrica (1/2

Retornamos con una comparativa de la mejor Llave dinamometrica Kunzer calidad coste que podemos encontrar en el mercado en las utilidades cursos que sirven para apretar tornillos y tuercas, y que nos permiten hacer un apriete de exactamente los mismos con la fuerza justa para para no pasarnos de rosca.

Si sois amantes del ciclismo o de las motos sabéis muy bien de la importancia de esta herramienta para sostener el estado de nuestros automóviles en perfecto estado de ajuste, y de los perjuicios que tienen para las mismas el utilizar unas llaves normales manuales para hacer estas tareas y el peligro que ello implica para las piezas que apretamos.

La mayor parte de bicicletas hoy día, así como muchas motos, poseen el cuadro o unas partes de la misma efectuada con carbono, que es un material muy ligero perfecto para que nuestro vehículo sea poco pesado y sea más cómodo salir de ruta o la montaña con la misma, pero este carbono con el que están fabricadas la mayoría de bicis o bien partes de sus componentes es un material que ejercita poco rozamiento por lo que al apretar de forma manual las tuercas podemos pasarnos de apriete y o desfigurar la pieza en cuestión o bien inclusive partirla.

En bicicletas o bien en motocicletas que no son automóviles asequibles el romper una pieza por pasararnos apretándola, o deformarla perdiendo rigidez o bien estabilidad el vehículo, después de lo que hemos invertido en , por no haber comprado una llave dinamométrica para hacer correctamente esta operación naturalmente es una P*****.

Por eso es muy recomendado el comprar una llave dinamométrica para realizar estos aprietes de tuercas y tornillos para nuestras bicicletas o motocicletas.

Y ya no solo para esto, porque realmente cualquier conjunto, moblaje, electrodoméstico que tengamos en casa tienen en su diseño un nivel de ajusta específico para sus tuercas y tornillos, que si nos pasamos nos puede suceder lo mismo de que se se nos parta o bien deformemos la parte, de ahí que es una utilidad muy aconsejable de tener en casa o en nuestro garaje para los cambios de precisión que debamos hacer.

Antes de la comparativa de la preferible Llave dinamometrica Kunzer calidad costo, vamos a hablar más en hondura sobre esta utilidad para comprender sus peculiaridades y cómo trabaja, por lo cual si tú ahora conoces toda la información sobre exactamente las mismas puedes entrar al catálogo de llaves dinamométricas pinchando en el banner que te llevará a la tienda donde mejor coste tienen, o si deseas agrandar más tus conocimientos te recomiendo que prosigas leyendo.

Permíteme sugerirte si dispones de un momento que eches una mirada a la previo comparativa sobre las superiores hidrolimpiadoras calidad precio del mercado.

¿Qué se conoce como el par de apriete?

Esta es la razón por la cual se fabricaron llaves dinamométricas, ya que el par de apriete es la fuerza precisa con la que un tornillo o bien tuerca debe estar apretado a fin de que los elementos que une estén perfectamente sujetos.

Cuando los ingenieros diseñan un producto, ahora sea el cuadro de una bicicleta, una moto, el sillín de la bicicleta, las manetas, los discos, etc, a parte de diseñarla para que sea ligera, resistente y servible, además calculan la fuerza exacta a la que han de estar unidas estas piezas para un especial desempeño de exactamente las mismas, que es lo que se conoce como par de apriete y que se mide en unidades de fuerza, Newtons (N), por la distancia (par).

Logramos hallar que se mide en distintas unidades, siendo la más habitual Nm (Newton-metro) o bien Kg-cm, o si es nomenclatura anglosajona en in-lb (pulgadas – libras) o bien ft-lb (pies – libras).

Este apunte de par de apriete suele venir reflejado en el tornillo, al lado del tornillo o bien en el libro de instrucciones, por lo cual es muy importante fijarnos en este apunte para regular la llave dinamométrica a la fuerza requerida y entonces hacer el apretado de exactamente la misma.

¿Qué es una Llave dinamometrica Kunzer?

Es una llave muy parecida a la llave de carraca donde tenemos la posibilidad de seleccionar el enroscado en un sentido o bien en otro, con la característica de que en la dinamométrica tenemos la posibilidad de cambiar la fuerza de apriete, preseleccionándola antes, a través del sistema de selección de fuerza que posea exactamente la misma, y de este modo no pasarnos nunca de rosca o bien de torsión que pueda ocasionar que doblemos la pieza que nos encontramos atornillando o la partamos.

A la llave dinamométrica se la conoce también como llave de torsión o torquímetro, por lo cual en todo el artículo se véis que utilizamos llave de torsión o bien torquímetro, vamos a estar comentando de lo mismo, de una llave dinamométrica.

¿Cuál es el funcionamiento de un torquímetro?

Ya sabéis que torquímetro es igual a dinamométrica, mas por no usar siempre exactamente el mismo término iremos cambiando exactamente el mismo.

Como hemos dicho es semejante a una carraca, seleccionamos la dirección del arroscado y seleccionamos el par de apriete o fuerza.

Dependiendo del tipo de modelo de torquímetro, existen algunos que en el mango de la llave llevan para seleccionar la fuerza de apretado, u otros que son digitales lo llevan en el centro de la herramienta, y entonces escogemos la fuerza en función de las informaciónes del par de apriete correcto por el fabricante.

Una vez elegido el diámetro del vaso que vamos a usar dependiendo del tornillo a apretar, seleccionado el sentido de apriete y la fuerza de torsión, comenzamos a hacer movimientos de izquierda a derecha con la palanca y la misma irá apretando la tuerca o bien tornillo hasta que la resistencia de apriete sea igual a la que hemos seleccionado para que no prosiga apretando más, entonces dependiendo del tipo de llave dinamométrica que hayamos comprado, aunque las que más se venden hoy en día son las que hacen un «clic» y «brincan» no dejando superar la fuerza de apriete.

Y ahora vamos a tener apretado la tuera o bien tornillo a la la fuerza que hayamos seleccionado.

Recordad cuando terminéis de usar la llave de torsión de poner la fuerza de apriete al mínimo, ahora que en el interior de la utilidad transporta un muelle que se tensa más o menos en función del nivel de fuerza que hayamos seleccionado, por lo cual de cara a prolongar la vida del torquímetro es recomendable que cuando acabemos de emplearla herramienta de atornillado el ponerla al mínimo, para que la tensión del muelle interior sea mínimo, y de este modo nos dure más tiempo la herramienta.

¿Cómo utilizar una llave de torsión?

Como ahora hemos comentado una llave de torsión = llave dinamométrica, por lo que usaremos este término de herramienta de torsión o torquímetro de forma indistinta a lo largo del weblog.

De cara a utilizar la llave de torsión correctamente a la hora de apretar una tuerca o tornillo los pasos a hacer serían los siguientes.

Buscar el par de apriete del tornillo a comprimir

Lo primero que debemos llevar a cabo si deseamos apretar un tornillo o una tuerca es hallar el apunte que nos señale el par de apriete primordial para exactamente la misma.

En la gran mayoría está grabado en exactamente el mismo o bien justo al lado, o bien en el libro de normas.

En caso de que no encontremos este dato se frecuenta aconsejar que el par de apriete lo calculemos dependiendo de la medida de la rosca, así por ejemplo si la tuerca o tornillo mide 5 mm su cabeza entonces el par de apriete sea en 5 o bien 6 Nm, si es de 6 mm que sea entre 7 o bien 8 Nm, y si es de 7 mm entre 8 o bien 9 mm.

Aunque hoy en día gracias a internet, aunque nos toque buscar un poco entre diferentes foros o webs, podremos hallar estos datos, o bien si el desarrollador prosigue fabricando, contactar con por mail, que seguro nos hacen más fácil este dato.

Seleccionar el diámetro del vaso a utilizar

Lo próximo que debemos de hacer es en función de la medida de la tuerca o bien tornillo a apretar, es elegir entre el juego de vasos que suelen venir en la mayor parte de los casos como complementos de la llave dinamométrica que compramos, y comprobar que acertadamente ajusta bien en la misma.

Precisar la fuerza de la llave de torsión

A continuación ajustaremos la fuerza de aprieta de la llave de torsión al par de apriete que nos indica el desarrollador.

Si el torquímetro es manual, lo haremos de forma manual o si es una llave dinamométrica digital, seleccionaremos el par de apretado con los botones correspondientes a exactamente la misma.

Enroscar con la mano o con una llave normal hasta tener fricción

Lo siguiente es con la mano o bien con una llave normal de atornillado o bien enroscado iniciar a apretar la tuerca en cuestión hasta el momento en que apreciemos que nos ofrece resistencia, de este modo a una parte de corroborar el sentido de arroscado de la misma, la tendremos lista para hacer el ajuste final con el dinamómetro.

Oprimir tuercas con el dinamómetro

Ya  introducido el tornillo o bien tornillo y hemos comenzado a notar resistencia, utilizamos el torquímetro para dejarlo apretado por fuerza indicada por el desarrollador.

Prensamos  y en el momento en que oigamos un «click» y que su efecto carraca «brinca» nos señalará que el tornillo estará muy bien apretado.

Selecconar la fuerza al mínimo y guardar en la caja

Las llaves dinamométricas son herramientas de precisión por lo que debemos llevar especial precaución en preservarlas para que no se descalibren.

El descalibrado puede suceder porque se nos caigan al suelo, porque sufran golpes si no las hemos guardado convenientemente, o si no hemos tenido el detalle de poner la selección de la fuerza de torsión al mínimo, que como es comentaba más arriba, esto se logra con un muelle interior, que se tensa más conforme más fuerza de torsión elegimos.

De ahí que vamos a dejar la selección de la fuerza al mínimo, a fin de que el muelle quede al mínimo de tensión, y guardaremos el torquímetro convenientemente en su caja y salvo de caídas y golpes.

Y de esta forma lograremos tener una utilidad que nos dure muchos años y que conserve sus características de precisión.

Llave dinamométrica bici ¿para qué se usa?

Uno de los colectivos que más emplean las llaves dinamométricas son los novatos apasionados al ciclismo, ya que como comentamos un tanto más arriba, desde la aparición de las bicicletas de fibra carbono, que es un material más ligero que muestra poca poca resistencia al roce, lo que puede ocasionar que nos pasemos pulsando los tornillos, y acabemos o aboyando el cuadro de carbono o inclusive rompiéndolo.

Y la reparación de un cuadro de carbono de una bicicleta es realmente costos o bien incluso imposible, por lo que si te has comprado una bicicleta de fibra de carbono seguramente entre las primeras llaves de bicicleta que te habrás comprado para el mantenimiento de la misma, fué una llave torsión, y si no lo hiciste todavía, pertence a las primordiales utilidades para apriete de los tornillos de la bici que deberías tener.

Ahora observaremos los distintos unas partes de la bicicleta para los que emplean llaves dinamométricas en bicicleta, que prácticamente son todos, mas mejor si refresamos un tanto la información y le damos un repaso.

Oprimir tija del sillín

Entre las partes básica de las bicicletas es el sillín donde nos sentamos, y la misma se regula en altura y aprieta con unas tuernas y tornillos.

Esta parte de la bicicleta además viene especificada con un par de apriete recomendado que vamos a deber comprobar en las informaciónes del desarrollador, sobre todo en tijas ultraligeras si son de carbono y llevan tornillos de ergal o titanio, deberemos no apretar más fuerte que lo sugerido en las especificaciones del desarrollador.

Apretujando tuercas del disco

Los discos de las bicis están sometidos a una presión fuerzas de trabajo por lo cual es recurrente que con el tiempo y la utilización exactamente los mismos terminen aflojándose por lo cual es conveniente, en las tareas de mantenimiento de nuestra bicicleta revisar exactamente los mismos, y apretarlos en función de lo que indique el desarrollador.

Es una sección considerable mi considerable de nuestra bicicleta que nos va a dar seguridad y reducirá el peligro de que se nos salga la cadena de la misma, evitando el engorro que esto supone si estás en trayecto, a parte del problema que se logre romper.

Por esta razón como mencionamos es primordial el cuidado de nuestra bicicleta antes de ponernos en ruta.

Ceñir los pedales y el pedalier

Otra parte de nuestra bicicleta que puede necesitar que apretemos los mismos cada cierto tiempo son los pedales y el pedalier, siendo estos elementos dentro de una bicicleta los que tienen un mayor par de ajuste, estando entre 30 y 55 Nm, en tanto que en los casos precedentes, los rangos habituales suelen estar entre 4 y 8 en dependencia del fabricante.

De ahí que lo común es comprar una llave dinamométrica para estos casos inferior a 60 Nm, o bien inclusive los más cuidadosos que desean el mayor nivel de ajuste viable, compran dos modelos, uno fuertemente de par de aprieta mejor a 10 Nm para las piezas que necesitan menos nivel de torsión, y cuyo calibrado es más fijo, y otra de más grande aptitud de torsión para estas piezas que necesitan más fuerza de apriete.

Apriete de manetas de cambio y de freno

Otra de las unas partes de la bicicleta que suele requerir de un apretado cada cierto tiempo de sus tornillos de ajuste son las manetas de freno y de cambio de exactamente la misma.

El par de apriete que suelen requerir estas manetas suele no ser muy alto, por lo cual a parte del torquímetro donde podemos regular distintas fuerzas de apriete, se ha popularizado entre muchos corredores las herramientas de par de apriete fijo, donde ahora está preficada la fuerza de aprieta, y no debemos selccionar nada, sencillamente apretar y ahora esta.

Gps y ordenadores de ciclismo fijados al manillar

Otro elemento que se ha popularizado mucho entre los fanáticos de la bicicleta que van a llevar a cabo sendas es la utilización de ordenadores para bicis que llevan incorporado gps para hacer más fácilmente las sendas, incluso rutas ya prefijadas que se pueden compartir, así como el llevar el control de los km recorridos, la agilidad media y punta, etc.

Todos estos elementos se suelen sostener al manillar por medio de una brida rígida y unos tornillos que la fijan al manillar, que como si hemos comentado es de carbono especialmente, aunque además sugerido si es de aluminio, el pasarnos pulsando exactamente el mismo puede fastidiar el manillar o bien la horquilla, por es recomendable apretarlo con una Llave dinamometrica Kunzer.

Llave dinamometrica Kunzer moto: recomendación y usos

En la mecánica de automóviles a motor una llave dinamométrica es una parte imprescindible en algún taller mecánico, y si somos propietarios de una motocicleta, porque nos gusta salir con ella el objetivo de semana, mimarla y cuidarla teniéndola siempre a punto, y realizamos dichos trabajos en nuestro garaje, no nos puede faltar en nuestra caja de herramientas esta llave de torsión.

Como hemos visto en el caso de las bicis, un torquímetro es recomendable utilizarlo para dejar muy bien apretados todos y cada uno de los tornillos y tuercas, ya que si consideramos una motocicleta que llevan más componentes, circula a más velocidad por lo cual las tensiones que padece son todavía mayores, en un caso así más que una un torquímetro, lo habitual es requerir dos.

Uno de rango más grande para las piezas que requieren más par de ajuste, y otro para las que necesitan un para menos alto.

La diferencia entre estas llaves dinamométricas para motocicleta y las de bicicleta, en que para éstas se suele decantarse por modelos más largos, de unos 50 cm, a fin de que la cantidad de fuerza que tengamos de comunicar se lleve a cabo más fácilmente, y además para lograr trabajar desde «más distancia» , ya que frecuentemente con las manos o bien utilidades pequeñas no tenemos la posibilidad de acceder al interior de la mecánica de lo moto.

Según diferentes críticas de expertos y individuos la mejor llave dinamométrica para moto es la que posee una horquilla de par entre 0 y 210 Nm.

Aunque como comentamos, frecuentemente el tener una rango de apriete tan amplio suele traducirse en menor precisión en los cambios de pares bajos, de ahí que la mayor parte de mecánicos, y poseedores de motocicletas suelen comprar dos llaves dinamométricas, una con cambios de pares más pequeño, y otras con el rango más grande.

Ya que por ejemplo un márgen de error de un 1% en un aprieta de 150 Nm no tiene la misma importancia que un 1% de error en un apriete de 6 Nm.

Una recomendación en el momento en que vayas a comprar un torquímetro es que te fijes que el cuadrado que sirve de soporte para los vasos (que se utilizan para cuadrar y enroscar las tuercas y tornillos) tengan exactamente la misma medida que tu carraca recurrente, para de este modo poder explotar estos, si no te tocará adquirir un juego nuevo, o bien en el más destacable de las situaciones un adaptador.

Las medidas más habituales del cuadrado son 1/2″, 1/4″, y 3/8″ siendo la medida más recurrente para moto la de 3/8″, aunque normalmente existen adaptadores para usar unas medidas de vasos y otros, por lo que no es necesario comprar una llave dinamométrica para cada medida de vaso.

Relevancia del agarrotado de tuercas en la moto

Es obvio que tener todas las tuercas y tornillos bien apretados es lo óptimo, mas muchas personas confunde lo «bien apretados» con apretados hasta no poder apretar más y esto es un gran error que irá en perjuicio de tu motocicleta, y provocará roturas y mal funcionamiento en el futuro.

Bien apretado, significa que esté apretado conforme a las indicaciones del manual de instrucciones del desarrollador de tu motocicleta, donde figuran el par de apriete para parte de la misma, y si no dispones de él buscando en la red seguro que lo encuentras, ya que en muchos foros y blogs de motos tienen colgados exactamente los mismos.

Piensa entre otras cosas en una culata, si nos pasamos pulsando se van a crear deformaciones por sobretensión y aparecerán escapes de comburente o bien aceite, y así con todo, si se dejan bastante flojas las tuercas exactamente las mismas se irán soltando conforme vayamos usando la motocicleta, y si las apretamos demasiado, las mismas llevarán una sobretensión que al absorber cualquier impacto de la carretera puede que acaben partiendo.

De ahí que es muy importante el atornillado de las tuercas y tornillos de nuestra motocicleta con la fuerza que figura en el manual del desarrollador.

Si solemos llevar la moto al mecánico para su puesta próximo y cuidado, que sea una de seguridad y que nos aseguremos que realiza estas tareas convenientemente, ahora que cada marca de moto e incluso cada modelo tiene diferente diseño y por consiguiente diferentes niveles de ajuste.

Como es un trabajo retardado nos podemos encontrar con varios mecánicos que aplican exactamente la misma fuerza para elementos comunes, cuando lo más posible es que no sea así.

Por lo cual si queremos que nuestra moto nos dure sin averías el más tiempo viable, es importante proteger todos estos datos.

Relevancia del orden de agarrotado de tuercas en motos y bicicletas

Aunque en bicicletas son menos las piezas que llevan una cantidad enorme de tuercas o bien tornillos que sujetan una misma parte, en las motocicletas sí que es más recurrente, mas también las hay, por lo que es considerable tomar en cuenta este detalle de orden apretado.

En la mayor parte de manuales acostumbra venir detallado, mas si no es de esta forma, la norma básica en el orden de apretado, es que no tenemos que apretar un tornillo con otro y de esta forma sucesivamente.

Lo preciso entre otras cosas si tenemos una parte que tiene muchas tuercas para sujetar la pieza, es empezar por uno y después no apretar el de al costado, si no irse al de enfrente de la izquierda o bien de la derecha, pulsando con apariencia de cruz, de este modo repartiremos la fueza de apretado, porque nos logramos hallar, que si apretamos uno y justo el de lado, y asi consecutivamente los que están más alejados no tendrá la fuerza de apriete precisa.

¿Es la Llave dinamometrica Kunzer adecuada para las ciclomotores?

Esta es una pregunta recurrente de cara a escoger la mejor llave dinamométrica para moto que cubra más rango posible y sea la más versátil para los diferentes pares de apriete de exactamente la misma.

Lo que acostumbran recomendar la mayor parte de mecánicos y novatos apasionados al motociclismo, es por ejemplo, que para las motos de enduro sean dos, una con presión de 5 a 25 Nm y cabeza de 1/4″, y otra de 25 a 150 Nm y cabeza de 1/2″.

Para el resto de motos suele ser prácticamente lo mismo, ya que se acostumbran necesitar dos tipos de llaves dinamométricas, unas para el motor y otras para los cambios del chasis.

Tipos de llaves dinamómetricas

Las llaves dinamométricas se acostumbran clasificar de dos formas, en función de cómo llegan al encuentre de apretado y dependiendo de la tecnología analógica o bien digital que usan para apuntar que han llegado al encuentre de apriete.

En función de cómo llegan al par de apriete.

Aquí podemos clasificar las clases de llaves dinamométricas de tres formas:

Aviso por Click

Este tipo de torquímetro por aviso por click es el más vendido y el que más suele usarse. En un caso así la utilidad de apriete de las tuercas o tornillos en el momento en que llega al nivel de fuerza que hemos seleccionado que alcance el tornillo, hace un clic y se desplaza unos 3º la llave.

Esta señal nos indica que hemos llegado al par de apriete que hemos seleccionado, pero si proseguimos apretando la herramienta seguirá aprieta la pieza y nos pasaremos de nivel preseleccionado.

Por lo que en el momento en que nos realice click y la llave se desplace unos 3º en los que no aprieta será el indicio de que llegamos al punto que deseábamos.

Aviso por rotura

Esta clase de torquímetro lo que hace en el momento en que llegamos al nivel de par seleccionado es que la herramienta pierde fuerza de agarre en el momento en que la viramos entre 20º y 90º, como si la llave perdiera el engranaje, mas lo que hace es que para de apretar para ofrecernos a comprender que la llave de presión ha llegado al nivel preseleccionado, aunque si seguimos girando la llave de torsión pasados esos 90º continuaremos aprentado la tuera sobre el par preseleccionado.

Aviso por rotura sin sobrepasar la fuerza de apretado

Este tipo de llave dinamométrica como en el caso previo nos informa que hemos llegado por fuerza seleccionado de par de apretado, dejando a la misma tal y como si se quedase sin engranaje si giramos la llave entre 20º y 90, pasados los cuales, aunque volvamos a apretar exactamente la misma no superará la fuerza seleccionada, si no que volverá a llevar a cabo la rotura desengranada, y no podremos seguir apretando.

En función del género de trabajo que vayamos a hacer con ella, ahora que como comentamos, no sólo se emplea para bicicletas o motocicletas, si no en muchos sectores de bienes de equipos, vamos a deber comprar una llave dinamométrica u otra.

La que más se usa, o bien la llave dinamométrica más vendida es la del aviso por click, que es la más recurrente para los usos que solemos ofrecerle a nivel doméstico, especial, o de talleres mecánicos.

En función de la tecnología que implementan

Antes de la era digital y la aparición de chips, casi todos los torquímetros empleaban una tecnología similar, tras la misma, aunque el inicio de desempeño era exactamente el mismo, los sistemas de ajuste, guardado incluso guardado en memoria y transmisión de datos a un ordenador revolucionó el sector proporcionando la aparición de diversos tipos de llaves dinamométricas.

LLave dinamométrica micrómetro

Probablemente la llave dinamométrica más utilizada y con más aptitud de usarse en diferentes ámbitos, que vamos a poder encontrar en algún taller mecánico, y la que compran una gran parte de aficionados a las bicis y las motos es esta llave dinamométrica micrómetro.

Como comentábamos, un torquímetro es un parecido en la llave de carraca, que se distingue normalmente en que el mango tiene como una manifa o bien rosca con distintas números que nos indican los escenarios de apriete.

Girando esta manilla seleccionado la fuerza de apretado máxima que queremos, y simplemente la colocamos sobre la tuerca que deseamos apretar y giramos hasta el momento en que oigamos el click que nos señala que llegamos al nivel esperado.

Como las llaves de carraca podemos elegir si queremos girar en un sentido u en otro modificando la leva que tiene, y es perfecto para personas tanto diestras como zurdas.

Es muy duradera y confiable, dándole trabajo todos los días, mas cuidándola bien, en función de la calidad que hayamos comprado, tendremos una utilidad para muchos años.

Quizá el único problema de este torquímetro micrómetro es que con la utilización, el muelle interior que es el que se tensa para ajustar el nivel de fuerza de aprieta se puede gastar o bien desestabilizar, por lo cual es posible que cada cierto tiempo nos toque equiliblarlo de nuevo.

Ya va a depender de la calidad de la marca de la llave de fabricación, del lugar de fabricación si es China, de america, europea o bien australiana, el valor de la llave dinamométrica será más o menos alto, y de esta forma van a ser la calidad de los materiales usados lo que se va a traducir en el tiempo de vida útil de la misma.

LLave dinamométrica con esfera o dial

Esta clase de torquímetros que poseen un indicador en media esfera o bien esfera total, como la vemos en las hinchadoras de aire de las estaciones de servicio que nos indican unas escalas de presión, ya que en un caso así nos apuntan unas escalas de fuerza de apriete, se consideran unas de las llaves dinamométricas más exactas.

En los otros tipos de llaves de presión en función del lugar de agarre de la tuerca puede variar sutilmente una medición de otra, con esta clase de torquímetro de dial que esto ocurra es considerablemente más difícil.

Lo que ocurre, es que son aparatos menos prácticas, ya que debemos poder ver dicha esfera para saber que llegamos al par de apriete que queremos, mientras que con los otros modelos podemos trabajar en un motor, bajo un coche, o bien en situaciones donde nos guiamos por el tacto, y es el clic en el caso de los dinamómetros micrómetro o bien una señal acústica en los digitales, los que nos indican que hemos llegado a la fuerza deseada de atornillado.

LLave dinamométrica digital

En esta clase de torquímetros la selección de la Nm finales que deseamos alcanzar suele hacerse por medio de unos botones donde señalizamos o bien menos presión y tenemos la posibilidad de visualizar en sus pantallas led la fuerza de apriete que tiene en ese momento la tuera que estamos apretando, avisándonos de que hemos llegado al nivel deseado con un pitido, o bien combinando señal acústica y señal visual.

Las más modernas tienen son capaces de almacenar en memoria los datos de ajuste, para lograr comprobar más adelante si el trabajo que ejecuta nuestra bicicleta o bien motocicleta por ejemplo hace que se afloje exactamente el mismo, lo que podría señalarnos por ejemplo un mal equilibrado de ruedas que hacen sufrir a una sección que otra.

Y en los talleres de mecánicos más modernos, esos datos se pasan al ordenador y en el momento en que al cliente se le pasa la factura se le pasa el aspecto de los trabajos completados, a qué fuerza se le han configurado las tuercas y tornillos de sus automóviles, a fin de que vean que efectivamente realizaron de manera correcta sus trabajos de reparación y mantenimiento.

El precio de las llaves dinamométricas digitales han bajado bastante de costo en los últimos tiempos, como sucede con toda la tecnología actualizada, que baja rápidamente de precio, por lo que son más adsequibles de adquirir que antes, aunque realmente la función que realizan es la «misma» que las de micrómetro, en relación a apretar, con más funciones de memoria y guardado de datos.

Ahora será cuestión nuestra de seleccionar unas o bien otras en función del seguimiento que deseamos llevar de las mismas, o la utilización que le hayamos ido a dar.

LLave dinamométricas de ángulo

En este tipo de llaves de presión de ángulo se usan para trabajar primordialmente sobre pernos, cojinetes y suspensiones de automóviles, por lo que su uso es sobre todo para talleres mecánicos, donde es precisos atornillados angulares de elementos siendo en estos casos fundamental el orden de atornillado de exactamente los mismos.

¿Qué asebentar antes de adquirir una Llave dinamometrica Kunzer?

Bueno, ya conocemos más intensamenta todo lo que necesitamos saber de los torquímetros para elegir la mejor llave dinamométrica que se ajuste a nuestras pretenciones.

Mas como ha sido una información muy larga y es posible que tengas un poco liado ahora vamos a sintetizar las cosas a tomar en cuenta de cara a elegir el mejor torquímetro:

  • La fuerza de apriete que necesitamos para nuestra bicicleta o motocicleta, o para lo que la hayamos ido a utilizar. Ya que como comentamos, comunmente una llave dinamométrica para bicicleta con una fuerza máxima de apriete de 60 Nm suele ser bastante, que es la máxima que suelen tener los pedales o bien el pedalier. Para el caso de las motocicletas, suele ser conveniente tener dos, una hasta 210 Nm, que sirve para motocicletas, coches o cualquier vehículo a motor, y otro de menos rango para que la precisión sea mejor.
  • Los vasos de la llave: como comentamos, estas llaves dinamométricas son muy similares a las llaves de carraca y poseen un ya que es donde se colocan los vasos de llave de distintas medidas que nos dejarán apretar las distintas tueras. Si ya poseemos una llave de carraca nos puede ser atrayente buscar un torquímetro con exactamente la misma medida del dado para explotar las mismas. Si no, se puede buscar comprar el kit del dinamómetro con las llevas, que además es buena opción, y tener todo de manera correcta guardado en su caja.
  • Calibrado del dinamómetro: es muy importante que tu utilidad esté bien calibrada para hallar unos atornillados a la presión especial. Para sostener tu herramienta el máximo tiempo calibrada debes tener especial cuidado con para que no reciba golpes ni se caiga al suelo. También cuando finalizes con la llave de flexión debes poner la selección de fuerza al mínimo a fin de que muelle interior que es el que sirve para regular la misma no coja memoria y se descalibre. Y además va a depender de la calidad llave dinamométrica que hayas comprado lo que hará que dure más tiempo calibrada.
  • Precisión de calibración: como todas y cada una de las utilidades que sirven para acostumbran tener un márgen de error que acostumbra venir especificado en el libro de normas en sus peculiaridades técnicas. De ahí que frecuentemente recomendamos tener dos llaves dinamométricas, una de rango mayor para aprietas con más fuerza, y otro de rango menor para aprietes con menos fuerza, porque comunmente en rangos superiores el márgen de error tiende a ser más prominente, que en el caso de que la usemos para fuerzas de apretado altas no frecuenta tener importancia, pero para apretados de bajo de nivel de fuerza, el márgen de error en estos casos, ya es más significativo. Por eso para escenarios de fuerza inferiores, se aconseje un torquímetro con rango menor, donde su márgen de error es más pequeño.
  • Mango de la herramienta: es recomendable que la herramienta que adquieras esté fabricado con una mango duradero y antideslizante para poder trabajar con cómodamente y no se estropee por el sudor o bien la grasa que pudieras llevar en la mano en el momento en que trabajes con ella.
  • Marca/fabricante: como es una herramienta de precisión a la que le demandamos que su nivel de ajuste sea óptimo, es conveniente apostar por marcas de calidad reconocida que nos oferten unas herramientas de calidad, perdurables y precisas.

Mejores marcas de llaves dinamométricas

En la enorme oferta en venta de llaves dinamométricas que podemos encontrar en el mercado, donde logramos hallar extensa variedad de modelos, costos y formatos de presentación de estas herramientas, te recomendaríamos una de las siguientes marcas:

Llaves dinamométricas Mighty

La marca Mighty es sin duda la número 1 dentro de las llaves de presión, caracterizados por sugerir productos de calidad, con excelentes acabados y herramientas muy precisas y perdurables.

Es la marca más vendida y la que superiores críticas de compradores tiene, por lo cual optar un torquímetro marca Mighty es sinónimo de calidad y satisfacción garantizada.

Llaves de flexión Proxxon

La marca Proxxon empieza a ser más popular a nuestra país. Es una marca de fabricación alemana que da una excelente calidad de productos, no son económicos, pero las críticas de compradores corrobora que tienen la máxima calidad, por lo que si dispones de algo de presupuesto es una magnífica opción.

Llaves dinamométricas Unitec

En la posición nº 3 situaríamos a la Unitec, que es una marca experta en la fabricación de toda clase de herramientas que destaca también por excelente calidad de acabados y durabilidad.

Sin lugar a dudas otra espléndida opción.

Torquímetros Silverline Tools

De la marca Silverline Tools ya hemos hablado en otros artículos de esta bitácora al hablar de utilidades y destaca por tener una magnífica relación calidad coste en todas las utilidades.

Si buscas una llave dinamométrica buena y económica relación calidad costo esta es una magnífica opción.

A parte de la mejor Llave dinamometrica Kunzer al mejor costo en esta tienda online podrás adquirir:

Artículos Recomendados: